el español

lenguas y lenguaje

decir, hablar, contar

libros, lectura, escritura

 

 

 

 





"El respeto por el lenguaje rudimentario
, de adjetivos únicos, tics, clichés, no es un favor que se le hace al hablante que lo posee como única variante de expresión. El lenguaje pobre, y su defensa, su culto, consagra y remacha las injusticias sociales y económicas. [...] La libertad individual depende mucho de la competencia (y la incompetencia) lingüística. Vivir en un mundo que uno no es capaz de nombrar es estar condenado a la esclavitud ante las cosas, las noticias, y, sobre todo, ante hablantes con un idioma desarrollado. [...] La indiferencia, el rechazo y hasta la hostilidad por el lenguaje complejo, matizado, flexible, se presentan a veces como forma de luchar contra el poder. De prosperar esta ‘escuela’ es seguro que se estaría condenando a los más débiles a nunca compartir el poder”.

Carlos Liscano, "Igualdad de oportunidades lingüísticas", en
Lengua curiosa, Ediciones del Caballo Perdido, Montevideo, 2003, p. 55-57.



"El lenguaje es la capa de ozono del alma, y su adelgazamiento nos pone en peligro".

Sven Birkerts,
Elegía a Gutenberg: el futuro de la lectura en la era electrónica, Alianza Editorial, Madrid, 1999, p. 174. Traducción al español de Daniel Manzanares.



"...la fraternidad misteriosa que crea el hecho de llamar desde niños a las mismas cosas con los mismos nombres".

Pedro Salinas,
Defensa del lenguaje, Alianza, Madrid, 1992 (edición no venal en el primer centenario del nacimiento de Pedro Salinas).



"El lenguaje ha de sernos tan familiar como nuestra propia vivienda o nuestra propia casa, cuyas habitaciones no necesitamos utilizar constantemente. El sótano de la jerga, el lavadero del desbordamiento emocional y el recinto destinado a la instalación de la calefacción, que alberga la pasión, no los frecuentamos tanto como el comedor del lenguaje coloquial, la habitación de la conversación íntima y la salita de estar en la que hacemos vida social. Lo mismo cabe decir de la buhardilla del lenguaje técnico y de la grandilocuencia, así como de la habitación de invitados, en la que hablamos un lenguaje elevado repleto de extranjerismos. Pero todas las habitaciones y todas las plantas de la casa del lenguaje deben resultarnos accesibles; hemos de poder movernos en ellas con familiaridad y facilidad, incluso con la seguridad de un sonámbulo".

Dietrich Schwanitz,
La cultura:. todo lo que hay que saber, Taurus, Madrid, 2003, p. 525. Traducción al español de Vicente Gómez Ibáñez.



"Ningún objeto está en relación constante con el placer (Lacan a propósito de Sade). Sin embargo para el escritor ese objeto existe: no es el lenguaje, es la lengua, la lengua materna".

Roland Barthes,
El placer del texto, Siglo XXI, México, 1987 (4.ª edición), p. 61. Traducción al español de Nicolás Rosa.



"Los idiomas son como cauces de la actividad espitritual que en ellos se pone a fluir, pero cauces vivos y dotados de un oscuro poder de orientación que les hace conducir la líquida energía hacia campos sedientes e ignorados".

José Ortega y Gasset, "Problemas culturales: sobre la lengua francesa", en
Obras completas, tomo I, Revista de Occidente, Madrid, 1966 (séptima edición), p. 547.



"La lengua es nuestra morada vital
[...] La lengua nos hace y en ella nos hacemos. Hablamos y en nuestros labios está el temblor de aquellos millones de hombres que vivieron antes que nosotros y cuyo gesto sigue resonando en nuestra entonación o en los sonidos que articulamos".

Manuel Alvar, "Vivir en la lengua", en
Por los caminos de nuestra lengua, Universidad de Alcalá de Henares, 1995, p. 15.



"La palabra no es una etimología sino un puro milagro".

Ramón Gómez de la Serna, citado por Francisco Umbral en
Diccionario cheli, Grijalbo, Barcelona, 1983, p. 17.



"La lección de los humildes retruécanos, por otra parte, no deja de tener trascendencia. En ellos aprendemos que entre palabras nunca podemos dejar de ser libres o, para dar gusto a Sartre, que cuando hablamos estamos condenados a la libertad. En efecto, el lenguaje es el verdadero y originario contrato social entre los hombres. Pero a diferencia de todos los contratos posteriores que nos ligan y encauzan, es un contrato hecho para liberarnos de nuestra propia gravedad, de nuestro peso, de la materia que nos identifica entre sus rutinarios límites. Pese a ser un conjunto de leyes que orquestan severamente un recital arbitrario de bramidos, el basso ostinato que resuena como fondo de la lengua es siempre el mismo: '¡Escápate!, ¡más allá, más allá!'. El lenguaje nos da derecho a ponerlo todo del revés".

Fernando Savater, "Deberes y gozos de la palabra", en
Loor al leer, Aguilar (colección Crisol), Madrid, 1998, p. 229-230.



"When I first read the dictionary
, I thought it was a big poem about everything".

Steven Wright, humorista estadounidense.



"Un ordine di parole può essere più micidiale di una formula chimica".

Gabriele D'Annunzio



"Una ciudad respira cuando hay en ella espacios de la palabra".

Michel de Certeau, citado por Javier Fernández Reina en
La ciudad insular, Cádiz, 2001.

 
citas / enlaces / palabras
http://cuadernodelengua.com - © Victoriano Colodrón Denis